top of page

Tu intuición


No es magia ni embrujo, sino esa capacidad que nos hace inclinar la balanza hacia un lado.


Me gusta pensar en esta palabra como esa voz del alma, esa que nos permite ser más receptivos a nuestro mundo interior.


Algunos de ustedes saben que me gusta navegar, y en medio del agua, sea río o mar hay momentos, como en la vida misma ,que necesitas tomar decisiones. Y surge esa voz que  viene con fuerza y en otros momentos como susurrando. A veces en la correría diaria no escucho y después me digo: - ¡Marina no te escuchaste! No le diste bolilla a la Voz. 


Ningún marinero consulta un libro para saber afrontar un océano revuelto, se deja llevar por su intuición, por esa voz interior que sabe leer los peligros y prever la mejor ruta, la mejor estrategia. Esa que toma en muy pocos segundos…


Nadie puede garantizarnos que por seguir nuestra intuición vayamos a tomar las decisiones más exitosas. No obstante, lo que sí consigo es un aspecto igual de importante: actuar de acuerdo a mi esencia, valores, emociones y valoraciones obtenidas de acuerdo a experiencias previas. 


La intuición la podemos desarrollar. Se siente más que se piensa. Por esto, es necesario saber escuchar nuestras emociones, entender qué acontece en nuestro mundo interior para encontrar la calma y el equilibrio.



Leí en un libro de Daniel Goleman donde recomienda que , una vez controlemos y entendamos nuestras emociones, nos permitamos pensar en Zen (think Zen) que no es otra cosa más que alcanzar un estado mental de calma profunda para ser más receptivos a nuestro interior y a su vez, al entorno.


Daremos un paso con adecuado equilibrio interior.


¿Qué es la INTUICIÓN para vos? 

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page