top of page

Afloja los hombros

¡Aflojá los hombros!,me dije el otro día.


Me sentía tensa en los hombros y la nuca.

Con el ceño fruncido y los dientes apretados.


Estaba en esos días donde los pensamientos se me agolparon todos al mismo tiempo.

Iba de un tema al otro, intentado mentalmente no abrir más aristas , como digo yo.


Me invadió la tristeza y recuerdos dolorosos y la melancolía se hacía paso.

El querer poner foco en todo a la vez.


La ansiedad asomaba y ya lo sabía. Estaba allá en el futuro, en un modo víctima diciéndome que haré a los 70, que será de mi, el trabajo , que será de mi , etc etc .


Mis pensamientos iban escalando 🧗‍♂️ desde una base hacia arriba y hacia arriba.


Fue el ring del teléfono que me sacó de ese estado, atravesé la oficina para atender y me miré al espejo.


¡Qué cara! ¡Afloja los hombros!, dije en voz alta


El teléfono siguió sonando, decidí respirar, mirarme, respirar más hondo y volver ahí, no a la versión “Mari de los 70”, sino a esta que tiene 45.


Lloré bastante.

Sentí alivio,

hay mucho por agradecer

Hay vaso medio lleno.


Mis hombros bajaron.

Soy consciente que cuando observo lo que falta,

Me hago daño.


👉🏻Por eso siempre hablo de la importancia de distinguir, de poder traer a la consciencia lo que sentimos.


🫶🏻Te invito a mirarte de vez en cuando al espejo, y observarte.

Mírate con amor y fijate cómo tienes los hombros, cómo son tus gestos de ese momento y que te preguntes cómo te hace sentir eso .


🙌🏻No voy a festejar que me encanta la tristeza, cada emoción tiene sus cosas, sin embargo, lo que me gusta de ella es que siempre me trae como herramienta no solo ver qué me falta si no todo lo maravilloso que tengo.


Gracias

Buen finde XXL


Y si te resuena algo compartime que yo aprendo de ustedes y me hacen reflexionar.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page